martes, 29 de diciembre de 2015

VANDEMÉCUM

"Un vademécum (del latín vade, ‘anda’, ‘ven’, y mecum, ‘conmigo’)..."

Años sin escribir, recién enfermo cuidando de no delatar el trasfondo - no puedes huir de la ciudad por que eres tú a donde quiera que vayas-. Me pruebo el algodón en los oídos para ver como se siente. Cómo no sintió Martha en su entierro. Tengo miedo de escribir por  no saber cómo.Por volver a escribir desde esa tristeza.  Mira. Sabes que en algún punto te encontraste siendo otro, otro diferente.

Y es que... el pensamiento no fluye.


Hoy fui al doctor. el mismo diagnostico de hace mil años.(Aunque más fuerte) ¿Cómo se reinicia? ¿En que fecha? ¿Cómo se escribe cuando el dolor ya no duele, cuando el amor es otro con otro nombre?


 Renuncie al amor romántico hace algunos años, he conocido gente maravillosa y he dejado atrás gente igual de maravillosa pero que tiene cosas que no quiero cerca; igual me han dejado de hablar, de coger, de escribir, de cantar, de bailar. Siento eso, ese pequeño muro que me separa de no dejar esto atrás ¿El apego?

Extraño a gente que no sé si me extraña. Personas que no he visto en más de diez años, otros en meses o días (suicidas). Algunxs que volaron lejos a otros lugares tangibles. Este año que acaba me recuerda al año de las rupturas (2012). Tan lejos. Tan fuerte en ese entonces que parecía que no quedaría atrás. Tengo un algo de no querer repetir la indiferencia que precedió a ese ciclo (si es que se cerró en algún momento).


Esté apego de escribir desde el dolor. 


Lo siento compañeras, lo lamento compañeros, lo agradezco compañerxs.Está conciencia tan nueva pero tan vieja que me despierta o al menos hace visible la crisálida. 

  Estás ganas de un silencio... como el de Gioconda Belli. 
De una huelga tan grande.


Ya no sé qué escribir. He sido feliz, pero he vuelto a ese punto en el que traiciona la costumbre y la falta de constancia.
Quiero volver a caminar.
 Vademécum.


























.......